• Síguenos en Facebook
  • Síguenos en Twitter
  • Síguenos en Google Plus
  • Síguenos en Pinterest







    Jueves, 13 Junio 2013 17:44

    Tetela de Ocampo más que un Tesoro Natural

    Escrito por 

     

    Si bien Tetela de Ocampo está buscando entrar como un referente en turismo natural, su belleza va mucho más allá, pues a lo largo del año se desarrollan diversas festividades como el Carnaval de Tetela, la Representación de Semana Santa, Festival de Mayo conmemorando la batalla del 5 de Mayo de 1862, la Feria del Durazno en honor a la Virgen de la Asunción, y el Día de Muertos. Debido a que cada una de las fiestas se replica a lo largo de la región podemos ser testigos de una muestra cultural no sólo de Tetela de Ocampo, sino de toda Serranía Poblana.

    La mañana que llegamos a Tetela de Ocampo, después de un sinuoso camino donde lo que predominaban eran las curvas, lo primero que pudimos apreciar fue el templo dedicado a la virgen de Santa María de la Asunción, en lo personal ese edificio fue lo primero que capto mi ojo ya que se encuentra en la parte más alta del centro. Como es costumbre en las pequeñas poblaciones, los puntos centrales de interés son el Palacio Municipal y Zócalo de la Ciudad. El Palacio es de estilo Neoclásico Rústico, frente a él se encuentra el Monumento al Soldado Tetelense, en donde se pueden apreciar dos cañones que representan a los usados en la Batalla del 5 de Mayo.

    Algunas calles de Tetela son la mezcla de lo moderno y lo antiguo, podemos  los arroyos vehiculares pavimentados al lado de imponentes edificios, muchos de ellos aun conservando ese techo con su característica teja roja; debo confesar que lo que más amo de esas construcciones es que sin importar que esté lloviendo esos altos tejados te protegen de la lluvia y puedes caminar tranquilamente por la acera sin terminar empapado.

    Después de dar un par de vueltas al Zócalo, y recorrer las calles cercanas, el estómago empezó a protestar y demandar sus sagrados alimentos, en esta ocasión tuvimos el gusto de probar la comida del “Restaurante el Balcón”, donde pudimos degustar se enlistará lo que comamos ese día. El propietario nos contó que en Tetela la fruta emblemática es el durazno, así que aquí podrás encontrar un incontable número de tiendas que ofrecen este producto, además de hijos y calabaza cristalizados, marquezote, jamoncillo, polvorones, y macarrones, además de algunos Vinos de frutas como manzana, mora, ciruela, naranja, nuez, capulín, y por supuesto durazno, también está la bebida típica llamada “Juan Francisco”.

    ¿Eres de los que busca las artesanías? Bueno, entonces podrás encontrar cobijas y cotones (jorongos) de lana hechos en telares de cintura; figuras de palma tejidas, productos trabajados en carrizo, además de la talla de cucharas de madera y mangos para herramientas.

    En esta ocasión nuestro plan era visitar los atractivos naturales de la región, sin duda regresaremos a visitar el museo de los “Tres Juanes”, actualmente se encuentran piezas de arte prehispánico y muestras de las diversas artesanías que se producen en el municipio.

    Pero continúa leyendo, si la ciudad es impresionante quedarás atónito con la belleza de sus alrededores, en este número te presentamos la Cascada de Acocongo, una impresionante caída de agua de más de 40 metros, y La Cañanda, una antigua ciudad minera que ahora se encuentra en ruinas.

     

     




    Vivir en la ciudad significa llevar un ritmo acelerado y olvidarnos de disfrutar aquellos pequeños detalles que marcan la diferencia en cada uno de nuestros días, es por eso que de vez en vez, nos invade la idea de salir de fin de semana a algún paraje natural, para alejarnos del estrés